Dolor cervical

Los dolores y tensiones cervicales tienen un origen multifactorial.
Se deben en muchos casos a problemas posturales. En todos los casos, el dolor cervical siempre aparece cuando existen desequilibrios musculares y una postura deficiente.

Existe una relación directa entre la posición de la cabeza, la columna cervical y las estructuras relacionadas con la ATM. Si una de estas tres estructuras está alterada, las otras dos se alteran intentando compensar e intentando mantener un falso equilibrio. Ésto, genera tensión en los músculos cervicales, mandibulares… dando sintomatología como dolor cervical, mareos, vértigos… que resultan incapacitantes.

Para poder dar con la mejor solución, es importante hacer una buena valoración y tratamiento fisioterapeútico especializado.

Nuestra clínica tiene los medios, conocimientos y dedicación suficientes para ayudar al paciente a mejorar su calidad de vida.

Scroll Up